lunes, 5 de enero de 2009


Aun recuerdo aquel día, ese concierto de bossa nova, en aquel lugar y con esa lúgubre luz.

En esos momentos me zambullí en el saxo de aquel tipo, y entonces comencé a bucear, el sonido se desvanecía, y la temperatura era la misma que si estuviese en el vientre materno...

Entonces fue cuando de repente, como si de un pez se tratase, salí del agua, mire al cielo y era de noche, estaba en un bosque, en uno desde el que se veían las estrellas mejor que las había visto jamás…

Y un segundo mas tarde volví a escuchar la música, y sentí mi cuerpo triste sentado en aquel taburete frio...



Fotografía: Flickr
Texto: Iris Aguilera

5 comentarios:

irene buscando la felicidad dijo...

Yo también sueño despierta muchas veces, y normalmente volver a la realidad siempre es un gran chasco...
Un besito!

Cintia dijo...

ke bonitos sueños,,,y palabras !
sin apenas darnos kuenta cada día vivimos muchos de ellos besos guapaa

MONICA dijo...

Gracias Iris!, una delicia escuchar la música de tus palabras y ver la foto que me recuerda un concierto fantástico de Maceo Parker. besitos y feliz año para ti.

iris dijo...

A seguir soñando!!!!

kat dijo...

Es genial cuando la música te transpotrta y te saca fuera de la realidad...,esa es la mejor música
besitos guapa